Su Empresa Muestra Signos de la Paradoja de Abilene?

En un cumpleaños, una familia decidió salir a cenar. El marido le preguntó a la esposa, ¿a dónde iremos? Pensando que le gustaría la comida italiana, ella dijo: “Vamos a Pastalandia – El mejor restaurante italiano!” Su hijo y su hija estuvieron de acuerdo. Así que todos cruzaron la ciudad conduciendo por el tráfico pesado, durante una hora y media para ir a comer a Pastalandia y volvieron agotados.
El hijo comentó: “Ojalá Papá nos hubiera llevado a “Mainland China”, porque a él le gusta la comida china. O al menos a Pollo Habanero por el maravilloso pollo a la parrilla “añadió su hija. “Sí, ¡A mí también me hubiera gustado ir a “Mainland China!”, Dijo el hombre.

La mujer parecía sorprendida: – ¿Pero no todos acordamos unánimemente ir a Pastalandia? -preguntó. El hombre dijo tímidamente: “No quería que te sintieras mal.” Y ambos niños asintieron de acuerdo. Aquí había cuatro personas que por su propia voluntad no habrían ido a ‘Pastalandia – el mejor restaurante italiano, pero colectivamente acordaron ir allí.

Esto también ocurre en el mundo corporativo.
Conocido como la Paradoja de Abilene. El profesor Jerry Harvey lo llama “La incapacidad de gestionar el acuerdo”. La Paradoja de Abilene ocurre cuando un grupo de personas decide colectivamente un curso de acción que es contrario a las preferencias de la mayoría de los individuos en el grupo.
El Profesor Harvey declara en su artículo The Abilene Paradox: “Las organizaciones frecuentemente toman acciones en contradicción con lo que realmente quieren hacer y por lo tanto pueden derrotar el mismo propósito que están tratando de lograr”. Esta es una incapacidad de gestionar el acuerdo. Añade: “La incapacidad para manejar el acuerdo, no la incapacidad para manejar el conflicto es el síntoma esencial que define las organizaciones atrapadas en la web de la Paradoja

El miedo al cambio En el mundo corporativo, cuando el jefe superior lanza una idea, el grupo inmediatamente está de acuerdo. Esto es porque todos en el grupo piensan que ellos parecerían estúpidos si no están de acuerdo con él. Estar fuera como una voz solitaria es muy vergonzoso. Esto lleva al grupo a decidir “Sí” cuando en realidad es “No”, esta habría sido la respuesta personal (y correcta) de la mayoría. Si el jefe superior siempre está en desacuerdo con el resto del grupo, entonces la organización nunca tendrá un equipo que dé una opinión honesta.

Ayn Rand dice, “Si tenemos un número interminable de mentes individuales que son débiles, mansos, sumisos e impotentes quienes renuncian a su supremacía creadora por el bien del “todo” y aceptan humildemente el “veredicto de todos”, no conseguimos un super-cerebro colectivo si no Sólo tenemos una débil, mansa, sumisa e impotente colección de mentes”.

3 Comments

  • admin
    Posted July 13, 2016 5:26 pm

    Nam libero tempore, cum soluta nobis est eligendi optio, cumque nihil impedit, quo minus id, quod maxime placeat, facere possimus, omnis voluptas assumenda est, omnis dolor repellendus.

    • admin
      Posted July 13, 2016 5:26 pm

      Itaque earum rerum hic tenetur a sapiente delectus, ut aut reiciendis voluptatibus maiores alias consequatur aut perferendis doloribus asperiores repellat.

  • admin
    Posted July 13, 2016 5:26 pm

    Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet, ut et voluptates repudiandae sint et molestiae non recusandae.

Add Comment

Cancel reply